#PolíticaPorteña

Noé Segura / Columna

Presidenciables

Este domingo 10 de junio terminó el plazo que vaticinó el presidente de CEN PRI, René Juárez, para que su candidato, José Antonio Meade Kuribreña, estuviera en segundo lugar de las preferencias electorales.

No hay plazo que no se llegue y que no se cumpla, pero el ex secretario de Hacienda y que defiende en estos comicios al PRI sigue igual, en el tercer lugar de las simpatías de los mexicanos y de su militancia.

No prosperó tan anunciada simulación de unidad priista, aunque redoblaron los esfuerzos para que su maquinaria electoral no siguiera parada y en rebeldía. Sólo consiguieron más simulación y terquedad en no apoyar definitivamente a Meade, que hasta ahora se están dando cuenta que será inútil continuar insistiendo a los dinosaurios priistas que se pongan a trabajar a pro y favor del candidato.

La estrategia simplemente no funcionó, cuando los militantes y simpatizantes priistas dicen no, es no. Fueron humillados y desechados por sus dirigencias nacionales. No los tomaron en cuenta en las decisiones de las candidaturas plurinominales y de mayoría relativa.

Ante de la llegada de René Juárez, el problema ya se veía venir por la razón es que el candidato priista presidenciable no pudo romper relaciones políticas con sus tutores que impulsaron su postulación a modo. Tenía que haberse quitado el yugo de Videgaray y Nuño, más el compromiso de Peña Nieto.

Ahora en la antesala del tercer debate presidencial no le quedan ni fuerzas para presentarse a tal evento. Que además se siente perturbado por las acusaciones de Ricardo Anaya y rumores de los empresarios en sentido que Peña Nieto ya pactó con su fuerte adversario y puntero, Manuel Andrés López Obrador.

Y cuando el río suena es que agua lleva, dice el viejo refrán.

Hace unos días se rumoró que los empresarios le apostaban a Meade y llamaron a cada uno por separados los hombres de negocios de este país, pidiendo, sobre todo Anaya y El Bronco, que declinaran a favor de Meade. Los susodichos se negaron hacerlo.

Por su parte, los hombres y mujeres más ricos acordaron hacer llamadas personales a cada usuario de Telmex y de compañías celulares que votaran a favor del priista Meade. Sin embargo, la gente hizo oídos sordos a ese llamado, ni los trabajadores de los empresarios están haciendo caso al llamado de sus patrones para votar a favor del priista.

Lo que se ve es una desesperación a que no llegue al poder AMLO.

Los empresarios de plano ya se dieron por vencidos, hoy lo dejan sin respaldo al priista, ahora la estrategia del gobierno federal es intentar apoyar a su candidato, a ver que resulta, y la idea genial, es presionar por medio de los programas de asistencia social de las secretarías como Sedesol, Sedatu, los programa de empleo temporal de SCT.

Hay hasta algunos delegados priistas presionando a los que están bajos esos programas diciéndoles que si no votan pos Meade les retirarán los programas de los que son beneficiaros.

Por eso se aprovechan en presionarlos por las zonas rurales más desprotegidas del país. La ruta es “Miedo o Meade”, pero todo lo que hagan es demasiado tarde.

El populismo del tabasqueño es mucho más fuerte y cada día se agranda más. Son muchos más los pobres que quieren un cambio que los que viven en confort, que tienen una fuente laboral.

Los sindicatos esta vez no están con los priistas. Bueno, ni siquiera la CTM; se fueron con AMLO.

Se observa que las televisoras Televisa y TV Azteca nunca pierden, siempre están con el puntero, el que va a ganar, no quieren perder sus concesiones y los millonarios contratos de publicidad que los gobiernos federales les pagan.

Están muy seditas y cooperando con el tabasqueño, con más espacio publicitario en todos sus programas televisivos y se pusieron de pechito para televisar el cierre de campaña con entretenimiento musical de artistas mexicanos.

Lugar de encuentro y de celebración, de fiesta y del último discurso del hombre que conquistó a la mayoría de los mexicanos con su método de populismo natural político.

Sin embargo, José Antonio Meade suspendió su campaña por 5 días para rehacer nueva estrategia y preparase para dar lo mejor en el debate político entre presidenciables este martes 12 junio.

El problema no es el discurso, si no su voz, que es muy débil y al presentarse al público lo hace gris.

El contraataque de guerra sucia será intensa y fuerte en estos días.

“Call center y nuevos spot” nueva estrategia priista, a unos cuantos días de cierre de campaña y en espera de sufragar el voto primero de julio.

Los priistas darán un voto útil ya sea para Anaya o AMLO, lo que se ve es que el tabasqueño será el presidente de México y que Anaya puede tener el Poder Legislativo. Puede su fuerza política llevar más diputados y senadores.

Meade conservará el tercer lugar, ya no le conviene moverse por estrategia política porque va por lo que le alcance agarrar en los congreso de las dos cámaras, diputados federales y de senadores. Con eso será lo que los empresarios necesitan para doblegar al tabasqueño en caso de llegar a Los Pinos.

Meade anuncio que se integra a la campaña hasta el día 14 de junio, y que su evento de cierre de campaña será en Coahuila.

Anaya aun no confirma. Mientras lo traen en nuevo escándalo de supuesto lavado de dinero y apoyo millonario de su amigos Barreiros y de empresarios argentinos para su campaña presidencial.

A la par, hace unos días, por parte del gobierno federal, y a través de la PGR, se investigan presuntos moches de contrato a empresas fantasmas para desviar dinero a favor de candidatos panistas locales en el estado de Sinaloa, donde involucran a Ricardo Anaya.

Senado

Con lo que respecta a los senadores en el estado, la visita reciente del candidato perredista Toño García, al puerto, los eventos que realizó no fueron tan concurridos. Dejaron mucho de qué hablar, pues no tuvieron el éxito esperado.

Toño va contracorriente dado que sus candidatos locales están muy cuestionados.

Esta vez no hubo mucho arropamiento. Ya se está dando a saber quién es quién y que fuerza pueden tener.

Se arriesgó demasiado, ya que un día anterior AMLO realizó su evento político y dejó una clara señal de apoyo a su candidatura por los lazarocardenenses.

Estos eventos desangelados, con menos de trescientos acarreados ya que no eran residentes de Las Guacamayas, es clara la observación que no está teniendo aceptación de los porteños.

Es que en Lázaro Cárdenas están dudando en dar el voto a Toño y a sus candidatos locales perredistas. ¿Es mejor solo que mal acompañado?

También le pega al candidato que su hermano Silvano, el gobernador, no esté con su candidato presidenciable Ricardo Anaya, va con todo por su amigo Meade.

Toño está bajando puntos de la preferencia electoral en el estado, mientras su tocayo Ixtláhuac Orihuela sigue trabajando y haciendo más roncha política para ganar en la constitucional rumbo al Senado.

De que van ser senadores los dos, van a llegar, pero quién por la vía plurinominal.

Blanca Piña y Cristóbal Arias siguen en la ola de la coalición de AMLO “Juntos haremos historia”, de los partidos Morena, PES y PT, y pueden llegar a ganar la constitucional porque ellos están pidiendo a su simpatizante y militantes llevarse carro completo, sufragio partidista lineal, todo para AMLO, senadores y diputados federales, y en cuanto a los locales “como lo dicte su conciencia”, tal y como lo externó en su discurso de la visita al puerto el propio tabasqueño.

Dejó en libertad la decisión del voto para los tres partidos y sus candidatos, María Itzé en Morena, Román Tafolla en PES y Enoc Tafolla en PT, aunque antes les puso tache, por no ponerse de acuerdo y unir fuerzas.

Pareciera que está mal informado el Peje, sobre el porqué cada quien está por su lado en el puerto. Y nadie le ha indicado que Morena no les dio la oportunidad de participar en las encuestas de seleccionar a sus candidatos, como se supone era acuerdo.

Como haya sido, eso ya no tiene importancia. Los morenos llevan en su pecado la penitencia, y su candidata queda muy mal parada por nuevamente agandallar y querer promoverse solamente ella en la visita al suelo porteño de AMLO.

Ahora quedó todo en ridículo y el apoyo que quería sólo para Itzé Camacho, se esfumó, porque ahora la gente sabe que van otros dos candidatos más por la misma alianza a la alcaldía, y que pueden dar la sorpresa de quedar triunfadores.

Pero el proyecto principal es el tabasqueño. Tiene que ser el ganador el primero de julio. Eso les quedó muy claro a los simpatizantes de los tres partidos.

Quien también visitó la ciudad porteña fue la candidata priista al senado Xóchitl Ruiz, quien realizó varios actos sencillos y según ella provechosos.

Lo malo que los candidatos locales la acompañaron, y se vive rechazo hacia estos, así que debió haber observado el latente deterioro y el malestar de los ciudadanos por no tener buenos servicios públicos y que le pesan al PRI en este proceso electoral.

Y es que la gente reclama y pregona que así se atreven a pedir de nuevo el voto. Solamente un ciego no observa el mal estado en que se encuentra el municipio, cuyo gobierno emanó del partido tricolor y frente a este su flamante alcalde Armando Carrillo.

Diputados federales

Con los diputados federales, ahí van solo dos en competencia, pero tal parece que el morenista, petista, y de Encuentro Social, Feliciano Flores puede dar sorpresa al priista Reyes Galindo, que necesita un pilar más fuerte de dónde se agarre, porque sus candidatos locales están apestados por su propia militancia y simpatizantes.

Sergio Gallo, presidente CDM del PRI, debe estar preocupado por la razón que su candidata Eloísa Berber de plano no levanta. A unas semanas de cerrar campaña, no hay nada que se puedan hacer para que brille en las preferencias.

Sería bueno checar toda esa palomilla que traen en campaña quién la está pagando. El rumor es fuerte es que les están dando su sueldo íntegro del gobierno municipal a los de la planilla y a los que hacen campaña a Eloísa, que tanto la elogian.

El rumor es que los están forzando a ir a hacer proselitismo a todos los priistas que están laborando en el H. Ayuntamiento. No está de más pedir informes para constatar este dicho.

Se ve que quien va de puntero es Chano Flores, que ya se subió a la ola de AMLO y que lo están arropando los tres partidos en coalición. Difícil será que se la quiten, al menos aquí en Lázaro Cárdenas.

Diputados locales

Con lo que respecta a los diputados locales siguen perdidos. La mayoría ofreciéndose como gestores, lo cual en el caso de Nalleli suena hueco, pues era diputada y dejó su curul para venir ante los electores por otros tres años de dieta como legisladora.

Alcaldes

El tema aquí, es que Benja Nava estaría negociando declinar por Mariano Ortega y que habría pedido para poder ceder que le entreguen Capalac. Lo extraño del caso es que ese organismo ya estaría en la bolsa de Oswal de la Peña, como premio a que se sumara al ex alcalde.

Cercanos al carnicero sostienen que difícilmente estaría ocurriendo tal situación, pero el rumor es intenso, lo cual lleva a dos escenarios, o el equipo de Ortega Sánchez lo soltó o Álvaro Santillán se le está adelantando al independiente y ya lo está vendiendo en paquete.

Si el primer escenario fuera el real, querrá decir que Mariano no siente que lo pueda abrazar el triunfo el 1 de julio, y si fuera el segundo, no habría mucho que decir pues el dicho dice que no tiene la culpa el indio sino quien lo hace compadre.

Hasta la próxima.

Be the first to comment on "#PolíticaPorteña"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*