Costó luchas, muertes y sangre la ley electoral actual

Lázaro Cárdenas, Michoacán.- Es irónico que un Presidente que se dice izquierdista esté queriendo de un plumazo acabar la ley electoral cuando su construcción presentó luchas intensas que dejó en el camino sangre y muertes, señalaron panelistas, donde hubo una vez discordante que dijo que el pueblo es sabio y puede cambiar de opinión.

Los participantes en este segundo panel de un ejercicio para conocer puntos de vista sobre la Reforma Electoral que presentó el Presidente Andrés Manuel López Obrador, participaron Juan Manuel Sosa Saavedra, exregidor del Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas por el PRD, hoy militante de Morena; el Ing. David Zamudio Gutiérrez, expresidente municipal  de Lázaro Cárdenas; el Prof. Evelio Segura Díaz, Dirigente magisterial del SNTE en Lázaro Cárdenas, y Álvaro Santillán López, Coordinador Distrital del Frente Cívico Nacional.

Para el ahora morenista, y del que su madre, María Saavedra, fue regidora por el PRI, y él logró ser regidor del PRD, dijo que debe proponer el pueblo a los magistrados y subrayó que hay quienes no quieren ver las bondades de la reforma electoral, como el quitarle poder al Instituto Nacional Electoral, que “ha estado trabajando de manera facciosa, sin transparencia”.

Enfatizó que podemos no coincidir, en referencia a los demás panelistas, pero es necesario esa reforma, que sienta su base en el principio de austeridad, “es por demás hablar del dineral que se usa por todos lados. El fondo es economizar, la reforma está muy clara”, argumentó.

Para Zamudio Gutiérrez, reforma no pasará porque si bien valdría la pena la reducción de diputados y regidores, y quitarle recursos al INE, hay que ver a donde iría el ahorro millonario. Retirar representación en Congresos y alcaldías, iría contra la lucha que dio la izquierda en los ochentas y noventas por Heberto Castillo, Efigenia Martínez, y muchos, como el propio Cuauhtémoc Cárdenas.

Curiosamente los izquierdistas lucharon por ser representados y hoy que uno de ellos es gobierno quiere cambiar las reglas, que si es porque hay diputados de relleno, se debe a la tómbola y otras prácticas, que algunos llegaron sin saber hablar o leer, y efectivamente debe llegar gente preparada, dijo el exalcalde.

Por su lado, Álvaro Santillán, observó que sobran los descalificativos al INE cuando hay un presidente y 22 gobernadores, un importante número de diputados y alcaldes emanados de Morena gobernado, y lo más chistoso, a quien se le cayó el sistema electoral, Manuel Bartlett, hoy está “anidado” en Morena.

Dijo que si el Presidente goza de popularidad es de la que le da el dinero y su reparto en programas con más de 44 mil actores, que amenazan con un “si no votas, se te puede caer” el programa de apoyo.

Si el INE está mal por qué no buscarle solución y rescatar desde lo que está obsoleto, en lugar de destruir como ocurrió con guardería, el seguro popular y un aeropuerto, que costó más las penalidades de dejarlo de hacer, dijo el político.

En su turno, el profesor Evelio Segura, dijo que el presidente dejó pasar su oportunidad de hacer cambios a su antojo, así que a estas alturas, en la salida de su sexenio, una propuesta como la reforma electoral, en los términos dados a conocer, nace muerta, y si se aplicara al terreno de la medicina, hay medicamentos que traen muchos efectos secundarios, y esta iniciativa de ley, cae en ese estatus.

Dijo el nativo de Playa Azul que parece fuera de lugar que sean beneficiarios de las luchas democráticas quienes las estén golpeando, lo que advierte que “hoy que han probado mieles, quieren prevalecer en el poder”.

Contundente, dijo no vamos a destrozar algo que costó sangre, luchas; “no echemos a los municipios a la basura por la ocurrencia de un presidente”.

Los mencionados, coincidieron en que hay cosas buenas en la iniciativa del Presidente, como reducir plurinominales y recursos al INE, pero en el caso de los regidores no prácticamente acabarlos porque la democracia necesita contrapesos, sobre todo cuando un alcalde decide a los regidores de su planilla.

Sosa Saavedra, quien reconoció que un regidor no hace nada y él ganaba 40 mil pesos, sin embargo, afirmó que el pueblo pide no más gente que no da resultados, solo gastos, y como prueba Lázaro Cárdenas pasa rezagos.

Be the first to comment on "Costó luchas, muertes y sangre la ley electoral actual"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*