¡Pásame la sal, que de algo me he de morir!

Lázaro Cárdenas, Michoacán.- Luego que el consumo de sal provoca 3 millones de muertes al año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió nuevas recomendaciones para limitar el contenido de sodio. El exceso de sal en los alimentos y bebidas pone a las personas en mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares potencialmente mortales.

De acuerdo con un informe de la OMS, hay el estimado que 11 millones de muertes en todo el mundo están relacionadas con una dieta no balanceada, y de esos decesos tres millones están asociados a la alta ingesta de sodio o sal común.

“En muchos países ricos, y cada vez más en naciones de bajos ingresos, una proporción significativa de sodio en la dieta proviene de alimentos manufacturados como pan, cereales, carnes procesadas y productos lácteos, incluido el queso”.

El cloruro de sodio es el nombre químico de la sal y el sodio es un mineral que regula la cantidad de agua en el cuerpo.

Las autoridades deben establecer políticas para reducir la ingesta de sal y brindar información a las personas para que tomen las decisiones alimenticias adecuadas, instó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Los nuevos puntos de referencia de la OMS, para 64 categorías de alimentos y bebidas, quieren orientar a las autoridades sanitarias de sus 194 estados (países) miembros en las conversaciones con la industria de alimentos y bebidas.

Por ejemplo, las papas fritas deben contener un máximo de 500 mg de sodio por porción de 100 g, las tartas y pasteles hasta 120 mg y las carnes procesadas hasta 360 mg, según sus parámetros de referencia.

¿Cuál es el problema?

“La ingesta excesiva de sodio en la dieta aumenta la presión arterial, y en consecuencia, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares”, advirtió la OMS.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte por enfermedades no transmitibles en todo el mundo, y el punto es que son responsables del 32% de todas las muertes. La ingesta alta de sodio se asocia con obesidad, enfermedad renal crónica y cáncer gástrico, sostuvo.

La OMS recomienda que las personas consuman menos de 5 g de sal (o menos de 2 g de sodio) por día.

Su objetivo global, establecido en 2013, es una reducción del 30% en la ingesta promedio de sal de la población para 2025.

¿Qué cantidad se recomienda?

  • Adultos: menos de 5 gramos (menos que una cuchara de té) por día.
  • Niños de 2 años hasta jóvenes de 15: “lo ideal es que sea menos que la cantidad sugerida para adultos”.

Lo ideal para la buena salud es que se consuma sal yodada, es decir, enriquecida con yodo, que ayuda a mujeres embarazadas al desarrollo sano del cerebro del feto y del niño pequeño, así como para optimizar las funciones mentales en general de pequeños y de las persona en general. El secreto está en la cantidad y que ésta sea moderada.

Be the first to comment on "¡Pásame la sal, que de algo me he de morir!"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*